domingo, 4 de noviembre de 2007

Carta Abierta al Señor Jean Ziegler, Relator Especial de la ONU para el derecho a la alimentación.

Pedro Betancourt, Matanzas, 4 Noviembre 2007
www.opositorcubano.blogspot.com

Señor Relator, aún usted no había puesto los pies en la loza del Aeropuerto “José Martí” y con la más amplia sonrisa y derretido de felicidad pronunció estas palabras: “Cuba es un ejemplo para garantizar el acceso de la población a los alimentos e implementa ese derecho en situación de bloqueo total”

Con esas palabras, usted insulta y falta el respeto de los cubanos, ¿conoce usted el hambre que debemos soportar cada día?, ¿a qué usted llama “garantizar alimentos”, acaso usted se refiere a la libreta de racionamiento que tiene tantos años como usted mismo y que solo ofertas alimentos para ocho días al mes? ¿Estará informado, usted señor relator, que la mayoría de los cubanos no pueden desayunar y solo ingieren una comida al día, carente de las vitaminas y proteínas necesarias?

De bloqueo total, no hable de lo que usted no conoce, pues el gobierno de la isla comercia con el mundo entero, solamente en el mercado norteamericano compra centenares de millones de dólares en alimentos todos los años.

Señor relator, estoy asombrado, o usted no conoce nada de alimentación o ha confundido a Cuba con otro país, me inclino a pensar que usted ha sido un tonto útil, pero si desea, puede llevarse una libreta de abastecimiento y mostrarla al mundo como garantía de alimentación. ¡Ah y no se deje provocar por las burlas!


Juan Francisco Sigler Amaya
Defensor de los derechos humanos.

1 comentario:

manchiviri dijo...

Creo que sería interesante que un experto en "Libreta de Abastecimiento" nos diera una explicación de como funciona la misma. Yo, que salí echando hace poquito, hacía mucho rato que no me preocupaba y había trasladado mi cuota para casa de la vieja, después de un chanchullo con un "mensajero".

¿Alguien pudiera decir la fecha en la cuál la susodicha dejó de constituir un documento de identidad?
¿Sería, tal vez, en la época que surgíeron las Oficinas del Carnet de ibídem? Digo todo lo anterior, debido a que, si bien es cierto que hasta un ex-Ministro (procedente FAR) del MINCIN se asombraba que en Cuba todo el mundo vistiera y calzara sin que su ministerio abasteciera nada de lo que llevara puesto la población...Como explicarle a un extranjero que al cubano le han arrebatado hasta el más mínimo sentido de la dignidad y vive llorando miserias para subsistir. Muchos sin darse cuenta.

Existe una gran diferencia entre una cartilla de racionamiento y una libreta de abastecimiento como la existente en Cuba.
a) Una cartilla de racionamiento lleva implícita la cantidad de artículos a los cuales, la población, tiene derecho de adquisición, ya sea a diario, semanal, mensual etc, etc.
b) La libreta de abastecimiento, en Cuba, abastece (valga la redundancia) conforme a las posibilidades que tiene el des-gobierno de distribuir los productos creando, al no saberse nunca que rayos se va a abastecer, un estado de ansiedad en la población, que no sabe por donde comienza el abastecimiento. De ahí que el própio desgobierno haya utilizado los medios radiales y televisivos para tartar de orientar a la población y sus locutores informaran que la distribución del “perro sin tripas” (salchichas sin piel) va por el Cotorro o el “pollo de población” (vaya usted a saber cuál es la definición) comenzará a distribuirse por Arroyo Naranjo.

El cambio en las CADECAS está en 26 pesos por un CUC (igual valor al dolar), pero los pesos no tienen valor adquisitivo. Por ejemplo: A todos los cubanos le corresponde un pan (malísimo) de 50 gramos, diarios (por la libreta de abastecimiento). Para que veas como son las cosas, ya se me olvidó el precio de la m..... esa. Si quieres comprar más pan tienes que hacerlo en unas panaderías nuevas, las cuales venden la barra de pan a 10 CUC.

Fidel Castro dijo que con un dólar se podía comprar la leche de 104 dias. No dijo que eso era solo para niños menores de 7 años y que solamente puedes comprar la que te toca (1 lt. por niño) y no la que tu quieres. Ademas de tener que hacer unos menjunjes rarísimos de vender leche concentrada (para esos mismos niños) y luego en casa hacer dos o tres litros que son los que le corresponden para tres días.
Asi es con todo.